lunes, 30 de abril de 2012

Curry curry

El fin de semana ha pasado volando y por desgracia la visita de Yorch tuvo que ser más corta de lo que todos habíamos planeado, pero nos volveremos a ver pronto, seguro. De todas formas la estancia fue corta pero aprovechada. Comimos tapas a reventar, nos quedamos despiertos hablando hasta las 5 de la mañana y disfrutamos de un domingo de sofá todos juntos. Son esos pequeños placeres que hacen que un fin de semana sea especial.
 
Por cierto, os tengo que contar de mis experimentos culinarios de los que os hablé el viernes. Finalmente el conejo estaba muy rico, hubo suerte. Iba a hacerle una foto, pero para cuando me acordé ya quedaba poco más que un montón de huesos. Hacer el pollo con curry me costó un poco más. En general el sábado por la mañana no sé cómo lo logré, pero me organicé fatal, y eso que Laor ya me avisó de que me estaba relajando demasiado, que si acumulaba todo lo que tenía que hacer al final me iba a dar pereza o no me iba a dar tiempo. Él acertó y yo... bueno, yo tenía un cacao mental bastante importante, corriendo de un lado para otro a cámara rápida mientras hacía las cosas a cámara lenta. Es una descripción confusa, lo sé, pero creedme que muy acertada. El caso es que por mi culpa comimos a eso de las cuatro de la tarde y el pollo no me salió como pretendía, pero he de admitir que estaba rico. De hecho a Laor le gustó tanto que a las dos de la mañana se tomó dos platos de lo que había sobrado a mediodía. Algunas personas tienen estómago de hierro, sí.


De todas formas he sacado algunas conclusiones de este primer intento, como que la próxima vez que lo haga lo intentaré con leche de coco (al final no me dio tiempo a ir a los lugares que me sugeristeis, pero he tomado nota para el futuro) y que tengo que empezar a prepararlo con tiempo. 

Hay que intentar para aprender, ¿no?

Hoy espero no tener que ir a cámara rápida y disfrutar con el hecho de que hoy es un pre-festivo.


¡Así que feliz día pre-festivo a vosotros también!


sábado, 28 de abril de 2012

Consulta popular

¿Hay alguien ahí? Teniendo en cuenta que es sábado, que el martes es festivo y que mucha gente hace puente, puede que esté hablando sola. Bueno, hablando no, es un decir. Vamos, que no sé si habrá alguien al otro lado que vaya a leerme.

A mí me encanta que estéis ahí y poder contaros muchas cosas, pero veo mejor que bien el absentismo si es porque estáis de paseo y pasando un buen rato, desconectando y disfrutando de las horas con vuestra familia, vuestros amigos o incluso en soledad, porque seguro que habrá quien necesite dedicarse tiempo a si mismo. Por el contrario hay quien tiene que trabajar fines de semana y festivos para que los que tienen días libres puedan disfrutar. A estos últimos, ánimo.

Yo hoy tengo la agenda más completa de lo habitual, pero aún así sacaré tiempo para seguir ganchillando porque ya he empezado uno de los chales para mis amigas y ex-compañeras de trabajo, aunque de eso os hablaré otro día. También estuve mirando colores para el proyecto que haré después de los chales, porque me han dado a escoger dos lanas para hacerlo, y tengo muchas dudas. La verdad es que en un principio son tan semejantes que, tras consultar con las expertas en labores de la familia, he decidido que probaré un cachito con cada una de ellas y en base a eso decidiré. Os las enseñaré, por si alguien quiere darme su opinión.

Una de ellas ya os la había enseñado en una renovación hace pocos días, es ésta:

Opción número 1


Opción número 1

La otra es ésta:

Opción número 2

Opción número 2

Son bastante parecidas y bastante diferentes a la vez así que, como ya os he dicho, cualquier opinión será más que bienvenida.


¡Buen sábado a todos!


viernes, 27 de abril de 2012

Recetas improvisadas

En medio de un ataque de alergia estoy buscando recetas para hacer conejo porque, aparte de no haberlo hecho nunca, tampoco lo he comido, así que ahora me estoy preguntando por qué cuando lo compramos y me dijo Laor si lo preparaba yo, dije que sí. 

Van a ser dos días de comidas experimentales, porque para mañana tengo pensado preparar la receta de pollo con curry que me ha pasado mi cuñado. Me ha costado varias visitas a supermercados encontrar todos los ingredientes, y uno de ellos no he sido capaz: leche de coco. Esta vez le echaré caldo de pollo en vez de la leche de coco y para el próximo intento a ver si puedo empezar a buscar con más antelación. 

La verdad es que llevo desde ayer encontrándome con el tema de la alimentación allá donde voy, ya sea hablando de ingredientes, recetas, experiencias o dietas. 

En líneas generales en el tema de la comida soy una persona muy afortunada. Me gusta casi todo, y adoro probar cosas nuevas. Me gusta mucho la comida española, aunque también me gustan de igual forma las recetas de otras partes del mundo, ya sea comida china, japonesa, inglesa, alemana, italiana, griega, mexicana, argentina, thailandesa, cubana, india, turca... Me pasa como con todo, hay recetas que me gustan más y otras que me gustan menos, aunque puedo afirmar rotundamente que en todas las comidas de otras nacionalidades que he probado, siempre he encontrado algún plato que me ha enamorado.  

Podría seguir hablando de comidas un buen rato, sin embargo es hora de que me ponga manos a la obra. Receta a preparar: conejo al ajillo. Vamos que nos vamos...

Si queréis informaros un poco más sobre recetas que podéis encontrar en Pinterest, pinchad en la siguiente foto. Ánimo a las que estáis con la dieta o el control de "no me voy a pasar" pre-boda (R, con o sin chocolate vas a ser la novia más guapa del año), porque hay comidas sanas realmente ricas como, por ejemplo, los woks o las ensaladas, mmmmmm... Me encantan.



Estoy haciendo malabarismos entre acabar esta renovación y atender a la cocina, así que deseadme suerte, porque creo que la necesito...


¡Buen y apetitoso viernes a todos!



jueves, 26 de abril de 2012

Pensando en comida

A falta de los últimos retoques, la bufanda que tengo entre manos está casi terminada y ya estoy deseando tener las nuevas lanas, espero que me las traigan en breve. Aún así no he terminado mi búsqueda de colores, y tengo pendiente saber si voy a usar esta lana o no para la penúltima bufanda que haré por el momento.



Por cierto ¿veis la manta del fondo? Es otro de los preciosos proyectos de mi hermana. Me encanta lo que hace, y ese fue uno de los grandes motivos que me llevó a aprender a ganchillar, el querer hacer cosas tan bonitas como las que ella crea.

Hoy he madrugado demasiado, y normalmente se dice eso de "oh, qué bien, madrugar, así aprovechas el día, etc, etc". Bien, no es mi caso. Es cierto que he hecho muchas más cosas de las que suelo tener hechas a estas horas, pero la mañana se me está haciendo eterna. Por lo menos ya es jueves y la cuenta atrás para el fin de semana es cada vez más corta. 

He estado mirando qué tiempo hará por aquí el fin de semana y seguirá lloviendo como hasta ahora. Una pena, quería llevar a Yorch al río uno de los días que pasará aquí y tirarnos al sol a hacer el vago todo lo posible y más, pero parece que no va a poder ser. Tendrá que conformarse con ir de tapas, lo cual era uno de nuestros mayores hobbies cuando vivíamos en la misma ciudad. Somos gallegos, no podemos evitar que nos guste lo de comer y comer, y después, si eso, seguir comiendo. Ayer le contaba a B. de las bolsas de comida que me manda mi madre y me decía: "¡Qué envidia! ¡Vivan las madres gallegas!". Debe de ser cierto eso de que tenemos la cultura del comer muy arraigada.

Por cierto, la canción de hoy va por Micronomic, por su comentario de ayer.


¡Buen jueves a todos!

miércoles, 25 de abril de 2012

¡Abordar el barco! (y el barco quedó precioso)

Como últimamente me noto un poco estresada, siempre que puedo intento mantenerme activa para descargar tensión. Ayer, por ejemplo, hice super limpieza en la cocina. Pensé: "Ya que quiero estar activa, por lo menos hacer algo útil". Pero para actividad la que hubo de noche con la ciclogénesis explosiva, Petra para los amigos. Oí a altas horas de la madrugada a los vecinos hablando y levantándose intranquilos, pero pronto me volví a quedar dormida, que para algo crecí junto al mar y estoy acostumbrada a los temporales.

Siempre que hay alerta por oleaje me acuerdo de mi amiga Sugus y sus sueños recurrentes de tsunamis que nos arrastran mar adentro, quien curiosamente vive muy cerca del puerto. Echo de menos sentarme con ella junto al mar en cualquier playa desierta y notar la brisa en la cara, y hace meses que no oigo a una gaviota. Creo que estoy entrando en modo morriña. 

Por suerte este fin de semana tengo visita desde mi ciudad natal, y se quedará con nosotros varios días (si no huye despavorido tras la primera noche que pase con un gato rondando la casa). No sé por qué, pero el hecho de que venga me da sensación de tranquilidad. Yorch es un hombre alegre, con carácter, sí, mucho carácter, pero tremendamente cariñoso, de las pocas personas que pasan muchísimo de mi fachada tímida y distante para darme abrazos y besos, y hacerme reír. Eso me gusta. Ahí donde algunos ven a un hombre desenfadado, que llama la atención esté donde esté y que habla con todo el mundo, yo veo a alguien que gana muchísimo cuando hablas con él a solas y puedes ver cómo es realmente, alguien que se ha convertido en uno de mis amigos favoritos. Aún recuerdo el día que lo conocí en un bus universitario, todo arregladísimo fashion, con las gafas de sol, y que cuando se fue le pregunté a Sugus: "¿Y este pijo de dónde ha salido?" y mira tú... las vueltas que da la vida.

Mientras llega el día de su visita, estaré como siempre con mis lanas y mis cosas, por no variar. Cuando tenga algo terminado os iré enseñando, pero por ahora sigo inmersa en mi propio mar, en este caso de proyectos por terminar.


Así que nada, dejaré de divagar y me pondré manos a la obra.




Buenas tardes, navegantes, marineros y piratas.


martes, 24 de abril de 2012

Al ladrón

Me acabo de sentar aquí con una taza de café en la mano, y cuando lo probé pensé: "Madre mía, ¡¿pero cuánto azúcar le he echado yo a esto?!".

Ayer estaba despistada, y hoy no no me quiero imaginar cómo va a ser el día porque el señor gato me tuvo despierta hasta las 4 de la mañana (romper sofá, correr, correr, abrir mesilla, correr, abrir armario, mover bolsa, morder cables del amplificador, correr, miaaaaaaauuuuu). Así que, en resumidas cuentas, hoy estoy dormida.

Ayer lo que me pasaba era que estaba espesa. Tuve que deshacer un buen trozo de la bufanda que estaba haciendo porque me volví a liar. No es tan difícil, pero me equivoco con las agujas porque se hace con cuatro diferentes. Además de eso, también tuve varios lapsus mentales, como cuando le grité a Laor "Ladroooón", cuando quería decir "ratón" (el del ordenador) para que me lo acercara cuando viniera (tenemos que quitarlo por culpa del gato). La cosa es que cuando oí lo que le había llamado me dio la risa, y lo rematé con un "¡me has robado el corazooooón!", para mayor desconcierto del pobre Laor, quien asomó la cabeza con cara de ¿qué está pasando?. También dije que el gato tenía "arañas" en vez de "legañas", y cuando quería decir "el grande blanco" dije "el glande blanco", además de un sinfín más de blablablas sin sentido cada vez que intentaba explicar algo. Da igual, San Laor está acostumbrado a que me pasen estas cosas, como aquella vez en la que le llamé sarasa sin querer. Ese día sí que se rieron él y PdB.

Así que veremos cómo va el día de hoy.

Por lo demás tengo que meterme prisa por terminar la bufanda y espero impaciente a que me lleguen lanas porque tengo que hacer algunos chales luna

Las primeras lanas que recibiré serán éstas, con las que ya he trabajado en otra ocasión:


¡Estoy deseando ponerme manos a la obra!


Buen martes a todos.


sábado, 21 de abril de 2012

Puedes tenerlo todo

Sigo explorando nuevos horizontes en internet, así que esta mañana estaba peleándome para hacer unas páginas dentro de mi blog y, viendo que me estaba volviendo loca, Laor me sugirió que en vez de desesperarme con eso podía hacerme un Flickr. "¡Claro!" -contesté- "Buena idea".

Hacerse un Flickr es bastante sencillo, ahora bien, lo de poner el gadget del Flickr en el blog (ese pequeño rectángulo con fotos que podéis ver en el lateral) me ha costado un montón. Tuve que buscar tutoriales y hacer prueba-error una y otra vez hasta conseguirlo.

Me ha llevado más tiempo del que esperaba, pero ¡¡por fin está listo!! He tardado tanto en conseguirlo que una vez hecho me he puesto a bailar sola en la habitación, sin música ni nada. Me faltan muchas fotos por añadir aún, aunque me lo tomaré con paciencia, el caso es que ya he empezado y lo más complicado ya está hecho. 

En general desde que tengo el blog me estoy lanzando a probar un montón de aplicaciones y páginas que ofrece internet, lo cual es a la vez divertido y desesperante, una mezcla que me suele ocupar durante horas.

Una página que resulta muy útil si realizas labores es Ravelry (en la que también estoy), ya que en ella encontrarás una gran variedad de patrones gratis. Aquí podéis ver qué es y qué ofrece esta página. ¿Problema? En principio te conviene saber algo de inglés para saber manejarte en ella.


Ahora me voy a desenganchar del ordenador y ponerme a hacer cosas útiles, como pasear, ir a la compra y recibir visitas a cascoporro (¡Bieeeeeen!)


¡Buen sábado a todos!


Texto editado: Me he lanzado y antes de irme he cambiado la apariencia del blog porque veía todo demasiado amontonado, ¿os gusta la nueva disposición?

viernes, 20 de abril de 2012

¡Findeeeel!

¡Bien, ya es viernes! Porque es viernes, ¿no? Vaya, ahora dudo. Voy a mirar.

Siiiiiií, es viernes. Está bien que sea viernes, este fin de semana vienen cosas buenas y no, no soy futbolera y dudo bastante que vaya a ver el partido Barça - R. Madrid, pero tengo planes de esos que son perfectos para los días de lluvia como los que llevamos últimamente y los que al parecer aún nos quedan por venir. Porque aquí llueve, sí, doy fe de que cae a chuzos en este preciso momento. 

Hoy voy a enseñaros un chal como el de ayer, pero en colores oscuros. No os daré la lata con las características, porque son exactamente iguales a las del otro.  




Por cierto, el perro de la foto es la mascota de mi familia, que lleva con nosotros más de 10 años. Los golden retriever son grandes perros, no sólo de tamaño sino también de carácter, pocos perros conozco tan buenos como éste. 

Me acaba de pasar una cosa un poco molesta, ha sonado el teléfono fijo y cuando cogí empezó a sonar una musiquilla hortera, y después se cortó la llamada. Unos minutos más tarde volvió a sonar el teléfono, y resulta que era publicidad de una compañía telefónica. Siempre me ha parecido muy raro eso de que te llamen y te pongan en espera. En fin...


¡Buen fin de semana!


jueves, 19 de abril de 2012

Y más chales

Por fin ha habido suerte, y tengo mis fotos. ¡¡Bieeeen!! Así os puedo enseñar más chales.

El que os enseño hoy es muy alegre, sobre todo muy favorecedor para el verano, y también es super ligero y muy suave, ya que el tejido es de mohair y seda. Una de las ventajas que tiene este estampado es que combina perfectamente tanto con ropas lisas como ropas muy estampadas.





Yo personalmente no suelo escoger los tonos naranja o amarillo para mi ropa, y sin embargo este chal en concreto me encanta por lo alegre y desenfadado que es. 

¡Gracias A. por haberme mandado las fotos!


Y ahora, si me disculpáis, hay un gato intentando romper un violín al que tengo que detener urgentemente. ¡Buen jueves a todos!

miércoles, 18 de abril de 2012

Mirando espero

Los seres humanos a veces somos raros. Llevo días esperando unas fotos, como ya os he comentado, y he llegado al punto de cruzar los dedos cada vez que abro el mail, aunque curiosamente mi infalible sistema de "voy a tener suerte" no funciona. Qué sorpresa más gorda. 

Realmente lo de las fotos no es tan super-mega-hiper-urgente, sino que hay algo intrínsecamente estúpido que hace que esperar mucho tiempo a que suceda algo puede degenerar en comportamientos obsesivo-compulsivos.

Es como la barra de descargas. Tú lees: "Quedan 27 minutos". Por supuesto sabes que eso es una mentira como un piano y que el tiempo restante será lo que el ordenador y la conexión de internet quieran que sea, y aún así te quedas mirando cómo se descarga. Por supuesto, si hay otra persona a tu alrededor le vas comunicando el tiempo: "Faltan 27 minutos, no, 24, 22..... AAAAAGGGGHHHH, ¡¡¡¡5 días!!!!! No puede seeeeeeer".  Entonces decides irte al sofá, pero a los 5 minutos ya te entra la duda, y vuelves al ordenador: "Bueno, ya sólo faltan 23 horas, vamos mejorando". Y a pesar de que acabas de ver lo de 23 horas, a los 10 minutos volverás a ver cómo va la barra. La barra miente, todos los sabemos, pero es irresistible. 

A mí personalmente me pasaba cuando PdB instalaba un juego de consola. Ahí me quedaba yo sentada en el sofá, mirando la instalación. ¿32 minutos? Pues vale. Total, no estoy ocupada. Y no son minutos reales. Seguro, pero seguro que va a ser menos tiempo. A todo esto ¿entonces qué unidad de medida será esa? Bahhh, da igual, voy a quedarme aquí viendo cómo esa barra se llena mientras oigo una y otra vez la misma canción de fondo. No me importa. Soy inmune. O eso me pensaba yo, porque luego a lo mejor me pasaba tres días con una versión horrible de "Fly Me to the Moon" metida en la cabeza.

Lo gracioso es que cuando veo a mi gato observando con toda la atención del mundo a un hilo colgando o una lámpara encendida pienso: "ohhhhh, animalito, será tontorrón", cuando en realidad tengo comportamientos mucho más ridículos que él, donde va a parar.

Un momento, voy a mirar el mail. 

Nops, no están las fotos. Claro, es que esta vez no crucé los dedos. Acabáramos. Bueno, no voy a volver a mirar hasta por lo menos dentro de 30 minutos. Pero minutos de barra no reales, claro.


Buen "lo que queda de día" a todos.


martes, 17 de abril de 2012

Chal de verano

No sé qué he hecho con la silla del ordenador, pero ha dejado de subir y se ha estancado en su posición más baja. Intuyo que puede ser porque el otro día Laor quería enseñarme algo en internet y me senté encima de él... Puede ser, puede ser. El caso es que parezco un preescolar intentando llegar a la mesa de los mayores, y es bastante incómodo. En líneas generales esta silla ya no ha sido nunca la más cómoda del mundo, pero me gusta porque es roja (y seamos sinceros, porque era increíblemente barata, Ikea te quiero). Además tiene un gran mérito, porque es la única silla de la casa. Tenemos taburetes, sillones, banqueta... pero ésta es la única silla y ya la he roto. Esperemos que pueda hacerse algún apaño para arreglarla.

Hoy voy a enseñaros un chal, que no todo va a ser bufandas de lana. Es un chal de diseño sencillo, pensado para combinar con cosas también sencillas, como por ejemplo una blusa blanca o una camiseta de verano.



Lleva doble hilo, lo que lo hace calado pero no en exceso, para así poder manejarlo cómodamente y ponerlo como se quiera y que a la vez abrigue un poquito (lo justo para los meses de más calor).

Por cierto, fans y curiosos de Doctor Who: estreno de la sexta temporada en Boing. Más información aquí.


Buenas y ligeramente lluviosas tardes a todos.


lunes, 16 de abril de 2012

Temporadas sin temporadas

En espera de recibir un pedido de lana de temporada, aquí sigo con los últimos coletazos de bufandas abrigosas. Es curioso como los cambios de tiempo constantes hacen que me pidan que siga haciendo bufandas, y claro, si me piden que haga algo yo me pongo manos a la obra, por supuesto.


En este caso la que estoy terminando será en tonos de lila y grises, y la hechura es igual que ésta que ya está acabada:


Es una bufanda muy sencillita y corta, pero tiene un pasador donde enganchar un lado de la bufanda con otro, y queda como un lazo de lana. En cuanto termine ésta aún haré una más, esta vez en tonos beige, y todas ellas ya tienen su futura dueña. No pensé que en abril fuera a seguir haciendo cosas de este tipo, pero ya ves, el tiempo no ayuda a cambiarnos de temporada. Así estoy, que con tanto cambio de temperaturas no paro de estornudar, y como yo hay un montón de gente.

Estoy muy orgullosa de un privado de facebook que recibí ayer de mi amiga R., que se ha animado a hacer manualidades y me ha mandado unas fotos: ¡Le está saliendo genial!. No puedo decir de qué se trata, ya que el mes que viene se casa y se trata de una pequeña sorpresa, pero estoy segura de que a todo el mundo le va a entusiasmar tanto como a mí, y que muchos se van a quedar con la boca abierta con el gran trabajo (y doy fe de que es muchísimo trabajo) que está haciendo. Me encanta que alguien me diga que se ha animado a hacer algo porque me lee a diario, o que me digan: "¿Sabes? Mi madre también lee tu blog". No sé explicarlo, proporciona una muy buena sensación saber que hay gente que se sienta a ver mis renovaciones, y que a veces hasta le dan ideas o les animan intentar hacer sus propios proyectos. Yo os lo agradezco un montón, sobre todo que me lo contéis y lo compartáis conmigo. Ya sabéis que tanto en los comentarios de abajo como en mi mail podéis contarme o preguntarme lo que queráis y que os contestaré feliz como una perdiz.


Buen lunes a todos, en especial para N., que he leído hace un rato que tiene un lunes horribilis. ¡¡¡Ánimo!!!


sábado, 14 de abril de 2012

A veces ciclón de papel

Mis padres tienen una casa en el campo, con árboles, flores y huerto. El otro día hablaba con ellos por teléfono, y me decían que ni en la mejor ciudad del mundo podrían estar tan bien como allí.

 Este año habrá fresas, lechugas, tomates, pimientos... y muchas otras cosas que mi padre está plantando y cuidando, que después reparte feliz entre sus hijas. 

Uno de mis momentos favoritos en ese lugar era cuando volvía de haber estado en la playa con mis amigos, y después de ducharme me sentaba fuera a cenar. No me gusta mucho la playa, pero sí la sensación que tienes después, será por eso que me encantaban aquellos atardeceres con los pies descalzos sobre la hierba y la brisa de verano en la cara.











Buen fin de semana a todos, y en especial buen concierto a los Mullet.


viernes, 13 de abril de 2012

Subidón de azúcar

El otro día organicé una merienda para mi familia, y le estuve dando muchas vueltas a qué podía hacer. Pensé en una merienda con aperitivos mexicanos, o una con muchas variedades diferentes de sandwiches, en la posibilidad de hacer un par de tartas... y de repente pensé: "Qué caray, va a haber casi tantos niños como adultos, ¿por qué no hago una especie de merienda de las de antes?". Y así fue. Para mí, "merienda de las de antes" es un sencillo concepto que abarca las meriendas que hacían en mis celebraciones cuando era pequeña, así como las meriendas a las que me invitaban mis amigas. Se trataba de usar platos de papel y poner para comer cosas sencillas de preparación rápida que le gustan a todos los niños, que podían ser desde palomitas, gusanitos y semejantes, pasando por platos con galletitas saladas o aquellas famosas medias lunas con queso y jamón. Me encantaban esas fiestas, especialmente porque en algunas de ellas había cosas que mi madre no me dejaba comer generalmente, como mortadela o salchichas.

Como factor novedad, Laor preparó batidos de chocolate y de vainilla, y fueron un éxito absoluto. Me encanta ver a mis sobrinos contentos con algo tan simple como batidos, calcomanías (gracias S. por recordarme esa gran palabra que ya había olvidado) y unos tazos. Además, mi sobrina aprendió a hacer trenzas con hilos de colores, que luego se puso en el pelo mientras nos decía a todos que ahora era una india, y mi sobrino D. estuvo haciendo con Laor aviones de papel, aprendiendo esa antigua técnica de echar el aliento a la punta y lanzarlo con todas tus fuerzas.







Me gustan las tardes de colores y risas.


Buen casi fin de semana a todos.


jueves, 12 de abril de 2012

Monstruitos y demás familia

Estos días no es que no quiera renovar, es que lo tengo complicado. Llevo esperando desde el martes a que mi hermana me mande unas fotos que le estuvo haciendo a las cosas que os quiero enseñar, y no me dan llegado. Yo intenté hacer unas fotos de una bufanda que ya está lista, pero el día está gris, gris, super gris, y ni una foto vale para publicar. Así que hermana, por favor, espero que puedas mandármelas en breve.

Mientras tanto, me gustaría hablaros de algo que, aunque no he probado nunca a hacerlo, me resulta muy gracioso, y son los muñecos hechos con calcetines. Las chicas de A Beautiful Mess han publicado recientemente un tutorial de como hacerlos, y aquí os lo dejo: Sock Monkey.

Otro tipo de muñecos que me gustan mucho son los monstruitos que hace Alice, de Crochet with Raymond. Para muestra, os presento a Alfred.

Pero sin lugar a dudas, para hacer todo tipo de muñecos, la técnica de moda es el amigurumi. Si queréis ver un ejemplo de cómo hacer una funda de amigurumi, os dejo este vídeo del programa Tricotosas (canal Divinity).

Y poco más tengo que contar, me voy a mirar el correo a ver si llegan las fotos...

Por cierto, ya que os he hablado hoy del blog de las chicas de A Beautiful Mess, os dejo un vídeo en el que han estado colaborando con el estilismo, y que de hecho está grabado encima de su tienda, Red Velvet (y el marido de la dueña es uno de los músicos, etc, etc). Es lo que tienen los blogs, que poco a poco vas conociendo a la gente a la que lees a diario, y hasta les coges cariño. 


¡¡Buen día a todos!!

lunes, 9 de abril de 2012

Y vuelta a empezar

Ay, madre mía, madre mía, lo que cuesta volver a la rutina. Como os podréis imaginar me he cogido unos días libres, y me han sentado bien, aunque las vacaciones siempre tienen algo paradójico, y es que el día que se acaban te sientes más cansado que el día que empezaron. 

No he ido a ningún sitio de vacaciones, más bien la gente de vacaciones ha venido aquí, y es de agradecer. Martes, miércoles, jueves, viernes, sábado... he pasado las tardes de todos estos días haciendo de anfitriona. Le contaba a Tambo en los emails que me había empeñado en pasarme las vacaciones como una especie de Preysler, aunque una Preysler zombie, pues estos cambios de tiempo cansan a cualquiera. Te levantas y hace solazo, de repente hace frío, a la mañana siguiente llueve, luego sol, mucho frío de noche... un lío. 

Aún con eso, estoy satisfecha con todo lo que he hecho estos días. Ví a gente que hacía tiempo que no veía, vinieron a vernos desde Brighton, dio tiempo a ver alguna que otra película, leí todo lo que pude, comimos churrasco (ñam, ñam), tomé pulpo por primera vez en lo que va de año, pasé tiempo con la familia, preparé una merienda especialmente dedicada a mis sobrinos, tuve regalos frikis por mi santo, jugué al rol, que tenía muchísimas ganas de volver a hacerlo, conseguí tener una casa llena de adultos con tatuajes de Hello Kitty, di paseos por el río y, como manda la tradición, me comí un conejito de chocolate.








Será por eso que después de tantos días de compañía y entretenimiento, el plan de hoy de cocinar, hacer limpieza y calcetar me resulta un poco aburrido, y me imagino que como a mí os pasará a todos los que ya no tenéis más días libres. Supongo que hay que pensar que las vacaciones son especiales porque son unos pocos días al año, y que si todos los días fueran así no los apreciaría tanto. O sí... pero vamos a pensar que no, venga. Vamos a plantearnos la vuelta a la rutina como algo positivo. 


Feliz lunes a todos, incluidos los coruñeses, aunque me den envidia porque aún es festivo hoy para ellos.


martes, 3 de abril de 2012

La misma pelirroja de siempre

Me acabo de despertar hace nada. Estaba yo durmiendo y me suena el teléfono, era mi hermana. 

- Holaaaaaaaaa, ¿estás visible? Voy a ir a verte.

Así que le dije que me acababa de despertar su llamada pero que sí, que se viniera. Me puse una bata, me fui tambaleando hacia la cocina, preparé un café, abrí las persianas y puse un poquito la calefacción por si venía de la obra con frío. Acto seguido, me senté en el sofá mirando al infinito a esperar. De repente vuelve a sonarme el teléfono. 

- Holaaaaaaaaaaaa, mira, que ahora no voy. Iré luego.
- Perooooo... me he levantado... y te estoy haciendo café...
- No te preocupes, iré, de verdad, aunque sea 15 minutos, pero no sé cuando.
-Bueno, vale.

Y aquí estoy, un ser lleno de sueño, recién despertado y perdido en el universo. Soy una de esas personas que tardan muuuuuuuuuuuucho en despertar.

Esta Semana Santa se me plantea bien, pues voy a tener visitas casi todos los días. Estoy contenta, me apetece mucho. En mi caso la tradición de Semana Santa era ver películas, cuantas más, mejor. Este año aún no tengo ninguna en mente, o eso creo, mis neuronas continúan luchando por mantenerse despiertas y concentradas en escribir.

Para los que vais a tener tiempo y os guste la comedia clásica en blanco y negro, os recomendaría Historias de Filadelfia. El otro día, revolviendo por Pinterest, me acordé de ella. Es una de mis favoritas de toda la vida, dirigida por George Cukor y con protagonistas de lujo: Cary Grant, Katherine Hepburn y James Stewart.


Se ha convertido en todo un clásico del cine, en especial por su escena inicial rodada en siete planos sin que los actores pronuncien una sola palabra. La acción irá creciendo y tejiendo una caótica red en la que atrapar a los periodistas del corazón que intentan cubrir la boda de Tracy (Katherine Hepburn), enviados por su ex-marido (Cary Grant). Si no la habéis visto y os gustan las comedias de antes, ésta es una gran película para tener en cuenta estos días. Recuerdo que yo la tenía grabada en una cinta VHS (cuando se grababan películas de la tele y nadie se rasgaba las vestiduras) y la veía de vez en cuando en compañía de mi abuela, a la cual le encantaban las películas de Cary Grant y también las de Spencer Tracy. Admito que me gustan los actores de antes, no eran guapos, al menos no lo que hoy en día se consideraría ser guapo, pero tenían algo. Sin embargo para mí gusto sí había un guapo entre los clásicos, y era Paul Newman. 


No estaba mal, ¿no? Quizás demasiado perfecto para mi gusto pero... bah, se lo perdono.


En fin... buenos y clásicos días a todos.


lunes, 2 de abril de 2012

¡Hurrarrum!

Este fin de semana me ha dado por volver a ver las películas del Señor de los Anillos. Cuando salieron los Ents (los pastores de árboles) le contaba a Laor que hace tiempo había hecho uno de esos test de "¿Qué personaje serías en el Señor de los Anillos?" y me salió que un Ent. Normal si tenemos en cuenta que soy todo pachorra y me encanta pasear por los bosques, es una de mis actividades favoritas de los domingos por la tarde. En la segunda película, cuando Bárbol (el Ent que encuentra a los dos hobbits perdidos, Pippin y Merry) descubre que el mago Saruman ha destruido los bosques de Isengard se enfada muchísimo:

Bárbol: Humm, estos endiablados ratones de campo se me suben al tronco y me hacen cosquillas. Siempre intentan llegar donde… ¡Oh! (de repente ve el horizonte, donde antes había bosque y ahora sólo hay cenizas y humo) Muchos de estos árboles eran amigos míos, criaturas que conocía como la corteza de mi tronco.
Merry: Lo siento, Bárbol.
Bárbol: Cada uno tenía su voz. Saruman, un mago debería saber lo que hace. No hay término en élfico, lengua Ent o de los Hombres, para describir este horror.
Pippin: Mira, ¡los arboles se mueven!
Merry: ¿A dónde irán?
Bárbol: A saldar cuentas con los orcos. Y yo me las veré con Isengard esta noche, a roca y piedra.
Merry: ¡Sí!
Bárbol: ¡Hurrarrum! Venid amigos. Los Ents irán a la guerra, aunque ello signifique nuestro final. La ultima marcha de los Ents.

De repente recordé lo que ha pasado estos días en las Fragas do Eume. Me gustan los árboles, los ríos y los rincones en los que la naturaleza aún es libre y conserva toda su belleza. Me gustan muchísimo, y por eso me da tanta pena todo lo que se ha perdido en pocas horas, imposible describirlo.

Yo estos días no he avanzado mucho en labores porque estoy esperando a que me lleguen unas lanas, sin embargo mi hermana (que está que no para con el crochet) me ha mandado unas fotos de un chal que ha terminado, y que será de las próximas cosas que aprenderé hacer en breve. Se llama chal luna, quizás alguno/a de los que hacéis crochet os suene el nombre del patrón. 


Estirado tiene esta forma de luna creciente o menguante:


En mi caso reservo las bufandas para las épocas de frío, sin embargo los chales sí los uso aunque sea primavera o verano, cuando anochece y y refresca un poco. Me parece una prenda muy práctica y fácil de llevar. 

Yo llevo toda la mañana escuchando a Sigur Ros. Es un día tranquilísimo, de repente no hay sol y casi no hay coches aparcados ni se ven muchas personas por la calle. La Semana Santa ha llegado ya.


Pasadlo bien todos los que ya estéis de vacaciones, y los que no, bueno, no queda nada para los festivos.  Sea como sea, buen lunes a todos.