viernes, 29 de junio de 2012

De domingo

El fin de semana pasado vinieron mis hermanas, uno de mis cuñados y mis sobrinos de visita, y fue un día agotador pero muy aprovechado. Comimos fuera, paseamos por el Arde Lucus, a media tarde nos escapamos al río (estábamos a treinta y pico grados con un sol de justicia) y una de mis hermanas desapareció un rato para pasear entre los huertos urbanos, una iniciativa que le encanta. Mis sobrinos estaban encantados: mi sobrina presumía de corona de flores, mis sobrinos estaban preparados para la lucha romana con arcos, flechas y espadas, alucinaron viendo a las ranas croando, hablaron y jugaron con otros niños, corrieron persiguiendo la pelota de un lado para otro, la cual como era de esperar acabó flotando en el río, y mi cuñado tuvo que rescatarla como buenamente pudo. O sea, una buena tarde para todos.










Espero tener muchos fines de semana de verano tan buenos como éste.


¡Buen fin de semana a todos!

jueves, 28 de junio de 2012

Botones

Lo prometido es deuda y hoy voy a enseñaros algunos de los botones que he estado haciendo. De hecho ya me he quedado sin material porque me emocioné y en un día acabé casi todo. Tuve también un pequeño fallo técnico con la elaboración de diademas ya que compré las bases pero no la pieza que se ajusta en ellas. Cosas que pasan, tuve que comprar tantos millones de piezas diferentes que era de esperar que faltara algo. Así que nada, ahora a seguir comprando para poder terminar al menos lo que empecé. Por ahora ya tengo anillos, cierres que también valen como broches y horquillas, y en breve tendré los botones normales (para coser en prendas) y las dichosas diademas. 

También he hecho unos pedidos en internet para un proyecto que me ha pedido Linguis, que por fin espero recibir entre esta semana y la que viene para poder ponerme manos a la obra y así tachar algo más de mi lista de tareas pendientes. La verdad es que esto de internet es una maravilla, ves de todo y consigues de todo. Me resulta complicado entender las instrucciones para pedir cosas, eso sí. Que si unos quieren Paypal, otros número de cuenta, que si el contrarreembolso es más caro, que si ahí reparto pero ahí no, gastos de envío, confirmación de pedido... Menos mal que tengo hermanas y cuñados amables que me echan una mano, porque yo soy capaz de pedir sabe dios qué a sabe dios quién y no darme cuenta de lo que estoy pidiendo. Pero vamos, Linguis, ¡¡que ya estamos más cerca de conseguirlo!! Ahora bien, lo que tengo en mente es un secreto que ojalá te guste, porque si no me da algo a mí y probablemente a ti, con lo que llevas esperado. 



Por cierto, ¿alguien sabe a dónde se ha ido el sol? Me parece fatal que nos abandone tan pronto, si apenas nos habíamos acostumbrado a él...


Buenos y aquí nublados días a todos.

martes, 26 de junio de 2012

Consulta popular (Vol. II)

Hace un tiempo os pedí ayuda para escoger entre dos lanas. Pues bien, os hice caso y hoy os puedo enseñar qué pasó con el ovillo ganador. 

Finalmente me decidí por hacer una bufanda ancha en punto de arroz con borde triple de ganchillo. La calceté con una aguja más grande de lo indicado en el ovillo para que el resultado quede un tejido blandito y fácilmente manejable. Para finalizar, lleva aplicada una flor doble ganchillada en un extremo. 



Estos días tejer este tipo de cosas es más sufrido de lo habitual, porque anda que no hace calor por aquí. Llevo un par de días a treinta y pico grados y rodeada de lanas, menos mal que tengo una tolerancia bastante buena a las altas temperaturas... aunque en estas ocasiones hasta a mí me va llegando. De hecho ayer me dí una tregua a mí misma por la tarde y me puse a hacer botones. El sábado vinieron unos amigos de visita y S. se ha llevado el primer anillo: escogió la tela y se lo hice al momento. Parezco el Inspector Gadget de las labores cuando empiezo a sacar todas mis maquinitas y sus 20000 piezas y accesorios, pero me lo paso como una enana.


¿Qué día es hoy? ¿Martes? ¡Pues feliz martes a todos!


viernes, 22 de junio de 2012

Arde Musel

Ayer de noche fuimos al estreno de Musel. Lo cierto es que ir a conciertos me cuesta un poco (las migrañas y los conciertos en espacios pequeños no son una gran combinación) pero la ocasión requería que hiciera el esfuerzo, y lo cierto es que valió la pena. Me gusta como suena y tengo ganas de poder escuchar sus canciones de nuevo. Os dejo una pequeña descripción del grupo, para que os vaya sonando porque seguro que pronto los podréis ver en las salas de conciertos, y os recomiendo que lo hagáis:

A idea de crear MUSEL xurdiu a finais do ano 2010, falando Vilariño e Caamaño da posibilidade de montar un grupo no que tocar sinxelas cancións pop, algo que ningún dos dous fixera nos seus anteriores (e actuais naquel momento) proxectos musicais. Ao momento déronse conta de que tiñan que contar con alguén que tocase a batería, e sen pensalo moito falaron con Saavedra, porque sabían que tiñan moita música en común con el. Pouco a pouco comezaron os ensaios, compatibilizándoos como se puido coas outras actividades musicais dos seus membros: Caamaño (Mullet); Saavedra (Fleishmann, Tierra de Cinco Minutos); Vilariño (Vale Tudo, Triángulo de Amor Bizarro, Mullet, Herrn). Actualmente, e gracias en parte á reducción do número de grupos nos que milita o señor Vilariño, están acadando un ritmo de ensaios máis que digno o que fai que xa estean pensando en gravar e tocar en directo. 



Este fin de semana lo dedicaré al Arde Lucus y a las visitas que eso conlleva, así que hoy me dedicaré a limpiar y colocar algunas cosas, lo cual nunca está de más. Este año no me disfrazaré (la última vez casi acabo yo tan petrificada como la muralla) pero vendrán mis sobrinos y me hace ilusión porque creo que les va a gustar. El San Juan no lo celebraré, pero es que no recuerdo la última vez que fui a unas hogueras... ¿5 años? ¿6? Probablemente más.

Y a vosotros, ¿os espera un fin de semana especial? 



¡Buen viernes a todos!

miércoles, 20 de junio de 2012

PilAR

¿Pues sabéis qué os digo? Que hoy es un día estupendo para nacer, porque es el cumpleaños de mi mamá y de la señorita AR, y ambas son unas damas guapas, dispuestas, divertidas y listas.

Yo normalmente hablo de la gente que me rodea en el blog, sí, pero de mi madre... ay, hablar de mi madre ya me cuesta más, que se me pone el nudo tonto en la garganta y ya la fastidiamos. Y eso, sí, eso también lo heredé de ella. Mi madre es mi madre, y cumple su papel a la perfección: me quiere más que nadie, me riñe, me manda bolsas de comida, me llama siempre que puede, me da consejos sobre la vida y ¿he dicho que me quiere? Porque mi madre me quiere mucho. Y yo a ella, por supuestisisisisisisisisisísimo. Mi madre es muy buena madre, y eso lo sé hasta cuando no estoy de acuerdo con ella. Somos muy distintas y muy parecidas, y ahí está el secreto de nuestro amor mutuo. Cuando estamos juntas me siento querida y protegida, que es lo mejor que te puede hacer sentir una persona, y cuando estamos lejos se asegura de que no me olvide de que está ahí, aunque sea a unos cuantos kilómetros.

La señorita AR es la caña. Es como un tornado de buen rollo cuando entra en una habitación, y es de las personas más entrañables que conozco. A AR la recuerdo sobre todo en sus visitas a Lugo, con una copa en la mano, arreglándose mientras baila, con los rizos al viento y una sonrisa en la cara. AR es guapa, es muy guapa, pero no tiene una de esas bellezas tontas, no. AR es carisma, por eso me conquistó desde el primer día. Estos días AR está malita, ¡así que te mando todos los ánimos del mundo para que pronto te podamos ver bailando de nuevo!


¡Espero que ambas tengáis un cumpleaños de lo mejorcito! O como diría AR, un cumpleaños fetén.


Feliz día a todos, seáis géminis o no.


lunes, 18 de junio de 2012

OEOOOOOOEEEEEEEEEÉ

Mi hermana me contó una cosa graciosísima ayer, una conversación que tuvo con sus hijos sobre mí, y no me puedo resistir a compartirla:

Sobrino 1 coge el teléfono sin decirle nada a nadie dispuesto a llamar.

Mi hermana: ¿Qué haces?
Sobrino 1: Llamar a Naihte.
Mi hermana: ¿Y eso?
Sobrino 1: Es que le quiero comentar el resultado.
(Están viendo el partido en el que juega el equipo de mi ciudad que va ganando, y puede que suba a segunda)
............
Sobrino 1: No contesta.
Mi hermana: Habrán salido a dar una vuelta.
Sobrino 1: A  lo  mejor  es  que Naihte encontró trabajo. (Es un tema que trae de cabeza a mis sobrinos)
Mi hermana:  Pero  hoy  es  domingo... A  no  ser  que  sea de policía... o bombero... o guardia jurado... o médico... Desde  luego, algo de urgencias.
Sobrino 1: ¡O de futbolista!
Mi hermana: Es cierto, los futbolistas también trabajan los domingos.
Sobrino 2: A lo mejor está en el banquillo del equipo de su ciudad.
Sobrino 1: ¡No, que en este equipo solo hay chicos!

¡¡Anda que no me reí con esta historia!! Pero no me quiero imaginar lo que se reiría toda la gente que me conozco si quisiera convertirme en futbolista a estas alturas de mi vida. Me encanta la fe que demuestran mis sobrinos con mis habilidades, pero el deporte no está hecho para mí, no...


Por cierto, ya he empezado a forrar botones y pensé que iba a ser más complicado, pero no. Ahora además de los botones, haré anillos, broches, diademas, horquillas... y me hace mucha ilusión. ¡En breve os enseñaré las primeras fotos! Cuando encuentre por fin el cargador de la cámara, que parece haberse atrincherado en algún lugar oculto de la casa. 


¡Buen comienzo de semana a todos!

viernes, 15 de junio de 2012

Buscando sonrisas

Últimamente no estoy renovando mucho, llevo una temporadita un poco regular y cuando se está triste hay que ser cuidadoso con lo que se dice, sobre todo porque te sale un drama a la mínima que te despistas, y no es plan. Niñ@s, no intentéis esto en casa. Estar triste nunca es una buena opción.

De todas formas intentaré dejar de estar triste, lo prometo. Ni triste, ni preocupada, ni atorada. ¿Que qué voy a hacer para intentar remediarlo? Aprender a forrar botones. He comprado unas telas preciosas, ya veréis. Suena raro como método para animarse, lo sé, pero me apetece hacerlo. Y si alguien quiere apuntarse a mi plan de forrar botones o quiere hacerme reír un poco, se lo agradeceré en el alma. De hecho ahí tenéis el espacio de comentarios, en el que me gustaría que me dijerais por qué debería ponerme contenta, o contarme una anécdota graciosa (anda que no os he contado yo alguno de mis momentos ridículos, y me gustaría conocer alguno vuestro) o decirme qué hacéis vosotros cuando estáis tristones para sentiros mejor. 

Pronto volveré a estar lista para renovar a diario, no me olvido del blog, ¡prometido!


¡Buen fin de semana a todos!


martes, 12 de junio de 2012

Día mundial de la calceta en público

En los próximos días se celebrá en muchas ciudades el Día Mundial de la Calceta en Público. Ya hay programadas muchas quedadas para calcetar, así que os animo a que si os gusta la calceta busquéis si en el lugar donde vivís va a haber alguna actividad, porque me consta que en muchas ciudades sí las habrá con motivo de ese día. No os puedo dar una fecha concreta porque, a pesar de ser un día de celebración, la organización permite que ese día sea uno elegido entre el 9 y el 17 de junio (ya, es raro, a mí también me lo pareció), así que dependiendo de la ciudad, la fecha elegida varía.

Me consta que por ejemplo aquí en Galicia habrá durante esta semana reuniones en A Coruña, Santiago y Lugo.

Si queréis más información sobre algún evento en concreto, no dudéis en preguntarme.




¡Feliz martes a todos!

viernes, 8 de junio de 2012

Con cien cañones de Tanque, viento en popa, a toda vela

Hoy parece que asoma el sol, pero dicen que no podemos confiarnos, que volverán las lluvias. Supongo que es una primavera típica (sol y lluvia alternándose) pero a mí ya se me está haciendo una primavera demasiado pasada por agua. Tengo ganas de tirarme al sol y ponerme ropa de veranito, que es lo más cómodo que hay.

En líneas generales llevo unos días de super actividad, más mental que otra cosa. Me circulan unas 2451 ideas por la mente al minuto, lástima que solo pueda llevar a cabo una pequeña parte de esa cantidad, ya sea por falta de tiempo, medios, habilidad, u otros factores importantes a tener en cuenta para ponerle freno a mi imaginación.

El otro día Tanque de Zinc habló conmigo para ofrecerme una oportunidad más que interesante, y desde entonces aparte de estar nerviosa y contenta, he estado asumiendo que los próximos dos meses tengo que trabajar hasta tener los dedos como chorizos de Pamplona si quiero no dejar escapar la ocasión. Pero de esto ya hablaremos más adelante... Por ahora prefiero no adelantar acontecimientos... o eso digo, porque lo cierto es que la cabeza sigue funcionando a todo trapo. 

Por ahora he de decir que gracias a ella (a Tanque de Zinc) me he animado a terminar por fin una manta que llevaba meses empezada. Es una manta no muy grande (lo que yo llamaría manejable) pero abriga que es una cosa loca. 

Estoy muy contenta con ella, será porque tiene algunos de mis colores favoritos. 



Y hoy... pues hoy tengo la cabeza en los botones. Sí, sí, botones, como los de la ropa. Dicen que no se aburre el que no quiere... bueno, pues yo tengo días que es que no puedo porque mi cerebro humeante no me deja.  

Por suerte pronto llegará el fin de semana, y espero tener un hueco para ocupar mi cabeza con cosas que no estén en una mercería ni una tienda de lanas. 

Así que Tanque, seguimos trabajando en ellouuuu. ¿Qué te parece la manta? ¿Y a los demás?


¡Feliz viernes a todos!

jueves, 7 de junio de 2012

Son tus manos

Desde que salgo con Laor tenemos la costumbre de no celebrar sanvalentines ni aniversarios. Nosotros somos ñoños todos los días del año, y los regalos nos los hacemos de forma espontánea sea cual sea el día, así que no necesitamos fiestas especiales. Sin embargo, este año me he acordado más que otros de que una noche de hace 4 años estando en el Playa, mientras Sugus jugaba al pinball humano, él me dijo la frase que cambió mi vida. Solo una frase, pero para mí fue la frase. 

Es curioso que unas pocas palabras puedan cambiarlo todo. No os diré lo que me dijo porque es una cosa muy nuestra, pero aquello hizo que desde entonces me haya separado de él lo justo y necesario, que en aquella época fue mucho por la distancia.

Con Laor me pasó una cosa que no creo que me haya pasado con nadie más, y es que me sentí cómoda con él desde el minuto uno. Como ya he dicho muchas veces, soy muy tímida y tardo mucho en coger confianza, pero él me hizo sentirme bien, sentir que estaba con un amigo a pesar de que hacía 10 años que no nos veíamos.

No creo que hubiera estado dispuesta a dejar toda la vida que conocía y tenía en mi ciudad para estar con alguien que no sea él, y aunque no siempre me resulta fácil estar aquí, sí que consigue que merezca la pena. 

Laor nunca se enfada, nunca grita, nunca es borde conmigo. Nunca se queja si estoy mal, nunca se cansa, nunca me pone una pega. Nunca hemos estado enfadados el uno con el otro. Hay a quien eso le suena raro, a mí me suena a gloria y a vivir en una paz que me encanta. Él me quiere y me cuida, y me dice que soy guapa aunque no sea verdad.

Yo no puedo querer más a Laor de lo que lo hago, es humanamente imposible, aunque suene cursi, me da igual.


 Ahora tengo mi pequeña familia de tres, y eso me pone contenta hasta cuando estoy triste.


¡Feliz día a todos!



miércoles, 6 de junio de 2012

Soñando con dormir

Hoy no he podido dormir lo suficiente. De noche me desperté un montón de veces: tenía frío, tenía calor, tenía demasiados sueños o no tenía sueño ninguno. Por la mañana estuve despierta mientras Laor se preparaba para irse a trabajar, y cuando se marchó pensé que debía aprovechar para intentar dormir lo que no había podido durante la noche. Imposible. Primero me llama Laor: 

- "¿Qué quieres?" -me dice.
- "Será qué quieres tú, que me estás llamando".
- "Ah, pero... ¿tú no me has llamado?"

No es la primera vez que nos pasa esto. Tiene apuntado en el móvil el teléfono de casa de mis padres como Casa Naihte, y cada vez que le llama mi madre piensa que soy yo y me llama a mi móvil. Luego soy yo la despistada... 

En cuanto colgamos volví a cama y cuando me estaba empezando a quedar dormida, mi gato decidió que era la hora perfecta para intentar abrir cajones haciendo el mayor ruido posible. Me costó convencerlo de que no lo hiciera, y cuando paró intenté quedarme dormida de nuevo, pero volvió a sonar el teléfono. ¿Esta vez quién era? Mi madre. 

Así que aquí estoy, en el limbo entre los dormidos y los despiertos, haciendo esfuerzos titánicos por tener los ojos abiertos mientras me tomo el té más fuerte que tengo en casa porque desde que estuve mal las pasadas semanas no tomo café. 

Caray, sí que tengo sueño, sí. Muchas cosas que hacer y mucho sueño. He empezado una nueva labor, y tengo muchas más por llevar a cabo. Supongo que en cuanto acabe de desayunar intentaré poner el piloto automático y tejer mientras mi subconciente intenta aprovechar ese rato de tranquilidad para descansar un poco. Solo espero no quedarme dormida sobre las agujas... y si lo hago, pues no clavarme nada ni que Mori intente aprovecharse y robarme la lana.



Y vosotros, ¿qué tal habéis dormido?



Felices sueños... digo... bueno... que feliz miércoles a todos.


lunes, 4 de junio de 2012

Letras

A veces hay cosas que nos gustan hacer aunque se nos den fatal. En mi caso, es dibujar. Me encanta y me relaja, sobre todo si tengo unos auriculares puestos y estoy aislada del mundo. Pero sí, no sé dibujar. No sé hacer nada que se parezca mínimamente a algo real. Yo hago garabatos, letras, flores, árboles... pero todo con un estilo muy particular (traducido: no se parece en nada a cosas que existan). 

Mi madre me regaló un libro de ilustraciones modernistas, porque dice que se parecen un poco a lo que yo hago. Amor de madre en estado puro, vamos. Ella es fan de cualquier dibujo que yo haga, que para eso los lleva guardando desde que cogí un rotulador por primera vez, y siempre me ha comprado pinturas, libretas y todo lo necesario para que pueda hacer cosas que me gusten, sin importarle si me salen bien o mal. No tenemos que ser buenos en todo, con disfrutarlo ya es bastante.

Una cosa que me gusta hacer son letras. Eso creo que también viene de mi madre, y es que es maestra. Eso, quieras que no, marca, y en mi caso más del 90% de familiares por ambas ramas de la familia son maestros también. Imaginaos. Sin embargo, mi madre ha sido la mayor influencia para estas cosas por goleada. 

Como era zurda, y ella sabía por experiencia que había muchos zurdos con mala letra, me insistió el triple para que escribiera bien. Una vez conseguido eso, llegó la lucha por las libretas. Si no estaban bonitas y bien presentadas, me hacía repetirlas enteritas. También me enseñó a hacer cuadros sinópticos de colorines para los resúmenes y presentar trabajos bonitos hechos a mano. Ahí fue cuando empecé a experimentar haciendo letras. No sé nada de caligrafía, pero ya me gustaría. Yo hago lo que me sale en cada momento, y lo disfruto como una enana.

Ahora lo de las letras lo uso para hacer tarjetas de regalo o para acompañar a una labor cuando alguien me pide que le haga una bufanda, chal, o algo de eso.

El último cartelito que he hecho, por ejemplo, es para una chica a la que veo como alguien alegre y moderna, así que intenté escribir su nombre de acuerdo a cómo la veo:


Parece una tontería pero los detalles son importantes, así que ¿por qué no os animáis a hacer a mano la próxima tarjeta de cumpleaños que vayáis a regalarle a alguien? Es divertido, ya veréis. Y no os preocupéis, no tiene que salir perfecto, solo hace falta que lo disfrutéis.


¡Feliz comienzo de semana (hoy sí, esta vez no me equivoco) a todos!

viernes, 1 de junio de 2012

Visitas que te alegran el día

Hoy no he podido renovar antes porque ha venido mi hermana a verme y no he tenido tiempo. La verdad es que me ha alegrado el día, porque me apetecía muchísimo tenerla aquí un día entero, porque siempre viene con prisas 5 minutos y se va. Antes yo solía ir mucho a su casa (a veces demasiado, sí) y estaba genial poder pasar tiempo con ella, por eso me puso tan contenta que viniera esta vez ella a mi casa.

Aún encima me ha traído un paquetito con cosas que dejó R. en casa de mis padres, y me ha encantado. Son los regalitos que dio en la boda, y los conos que ella misma hizo, de los que os hablé en su momento. Me encanta que se animara a hacer algo ella sola, y lo cierto es que quedaron super bien, mirad:


Estoy muy orgullosa de que trabajara tanto, y también muy agradecida de que tuviera el detalle de mandarme los regalos, me han encantado. 

¡Ya se acerca el fin de semana! ¡¡Bieeeeeeeeeeen!!


¡A disfrutar todos de lo que queda de viernes!