sábado, 29 de septiembre de 2012

Festival

Tan entusiasmada estaba yo con lo de estrenar estación que me olvidé de lo que eso significaba: mi primer catarro de la temporada. 

Así que aquí estoy, con mis pañuelos, zumos, la bata de invierno y la nariz de payaso. Por suerte está siendo un catarro bastante leve comparado con los que me suelo coger y por ahora me libro de la visita al médico o los medicamentos, si puedo lo voy a pasar a las bravas para inmunizarme durante lo que queda de temporada de frío.

Mientras estoy sitiada por paquetes de kleenex, S. está en el Festival de San Sebastián y me ha mandado una foto que poco tiene que ver con el cine, pero que le recordó a mí:


Me encanta. Yo me he acordado mucho de ella por varios motivos. El primero es que soy una gran aficionada a las películas, me encantaría poder disfrutar de una experiencia así. El segundo es que está Ewan McGregor, que también me gusta un rato largo, y me ha dicho que fueron a recibirle. Envidia, sí, me da envidia.

Foto de Google imágenes

El tercer motivo es que siempre he sentido curiosidad por visitar San Sebastián, no he podido ir aunque todo el mundo dice que es una ciudad preciosa. 

Estoy deseando que nos cuente qué tal le ha ido estos días.

Yo, a falta de Festival, me voy a ver un documental de Wilco que me han regalado por mi cumpleaños, que tampoco es un mal plan para nada:


¡Buena tarde de sábado a todos!

martes, 25 de septiembre de 2012

Lanas y paraguas

Hace menos de una semana estaba aquí en manga corta y con calor. Vaya cambio, comparado con el día de lluvia intensa que hay hoy. 

Teniendo mentalidad práctica he de admitir que para mi trabajo este tiempo es el ideal, digamos que estar de repente rodeada de lanas no supone un agobio cuando empieza el frío. Y hoy es uno de esos días de estar enterrada en ovillos, porque tengo un montón de proyectos para empezar y lanas nuevas para llevarlos a cabo. Ahora es cuando me tengo que centrar en buscar y buscar, a ver qué se puede hacer con cada tejido, porque lo que tengo claro es que los próximos días me dedicaré a hacer cosas nuevas, patrones que nunca haya probado, lo que supone que tendré la cabeza bastante ocupada y que perderé mucho tiempo en prueba-deshacer-prueba-deshacer, como siempre. 

Otra cosa buena de esta época del año es que regresan la mayoría de series. Hoy se estrena la octava temporada de Cómo conocí a vuestra madre y esta misma semana, sin ir más lejos, también vuelven Big bang theory y Fringe. Es genial poder tener episodios nuevos y estrenos de temporada, que también van muy bien con estos días oscuros y otoñales.


Y otra cosa que siempre me casó muy bien con los días lluviosos son Belle and Sebastian:


Así que nada, hoy me dedicaré a disfrutar de la lluvia. 

Feliz martes a todos.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Laioso

Hace unos meses estaba yo sola en casa un domingo por la tarde, y de repente me sonó el teléfono. Eran los Mullet, que habían estado ensayando y necesitaban hacer unas fotos urgentemente, así que me preguntaron si podía bajar para fotografiarlos. "Sí, claro, pero se está haciendo de noche, y yo no soy una buena fotógrafa precisamente..." contesté. "No te preocupes, algo se podrá hacer" me dijeron ellos. Así que me vestí rápidamente y cogí mi cámara compacta pensando que con eso no podría hacer ni una foto que se viera. Por suerte Bragochas me prestó una cámara buena y nos dirigimos a un parque. Allí se tiraron al suelo, se subieron a bancos, a juegos infantiles, y posaron con plátanos gigantes (me había olvidado comentar que era por la época de Carnaval), pero muchas de las fotos no valieron porque estaba muy oscuro y mi pericia es limitada. Sin embargo otras sí quedaron bastante bien y estoy orgullosa de ellas (más que nada porque pensé que me iban a salir todas fatal y me sorprendió ver que no era para tanto), así que hoy os las enseño. Me hace gracia de esas fotos que son mucho más serias de lo que son Mullet en general, a veces me da la impresión de que a las cosas que hago les doy un toque melancólico sin querer. En general el resultado fue una mezcla entre sus personalidades y la mía, y por eso me gusta. 




Mullet ha participado en el Galician Bizarre de este año con una canción inédita llamada Laioso, si queréis escucharla podéis hacerlo pinchando AQUÍ.

Buen martes a todos.

martes, 18 de septiembre de 2012

Salvaje

Lo de los gustos musicales es algo muy personal, eso está claro. Yo estoy completamente de acuerdo con que cada uno escuche lo que le gusta, que para eso está la música. Además, soy la primera en admitir que soy una inculta musical, no entiendo ni tengo criterio definido ni nociones musicales concretas, como se puede deducir de la música que pongo en el blog. ¿Que por qué la pongo? Por si acaso a alguien le interesa y porque las canciones son fundamentales en mi vida en un sentido romántico. Las que me gustan o a las que les tengo algún tipo de cariño es porque me dicen algo, o me recuerdan a alguien, o sonaban en un momento concreto que quedó en mi memoria por cualquier motivo, sea importante o increíblemente trivial.

Últimamente por las mañanas estoy escuchando mucha música que voluntariamente no escucharía jamás. Gracias, vecino, porque es todo mérito tuyo. 

No conozco a mi vecino, de hecho ni siquiera sé si es vecino o vecina, pero me he ido formando una idea acerca de ese personaje misterioso a través de sus rutina mañanera, que consiste en poner música utilizando un super poder por el cual conoce todo lo que no me gusta y lo pone a todo volumen para empezar el día con energía. Creo que no me molesta tanto el hecho de que me despierte como con qué me despierta. Hay de todo un poco, tan de todo un poco que a veces me pregunto si no serán en realidad dos personas con un gusto directamente opuesto al mío. Sin embargo me inclino más a pensar que es un chico con bipolaridad musical. El caso es que tampoco voy a decirle nada por varios motivos. El primero es que no me gustan los líos. El segundo es que no tengo un motivo fundado por el cual necesite que me deje dormir, son horas normales para levantarse cuando ejerces una actividad. El tercero es que no puedo basar una queja en que no me gusta su gusto musical, sería ridículo, anda que a mí no me gustan grupos y canciones que a mucha gente no... Además, soy una persona de paciencia casi infinita.

Eso sí, estoy casi segura de que si vuelvo a escuchar cinco veces más la canción de Tadeo Jones (cosa que puede pasar tranquilamente en una sola mañana) empezaré a tener un tic nervioso y a hablar como si fuera un robot. Me imagino que algunos os estaréis dando cuenta de que el Auto-Tune está dominando el panorama musical actual, ¿verdad?. No había tenido tanto protagonismo desde que Cher sacó la canción de Believe. Eso y las boy bands, están saliendo como setas de nuevo.

Todo esto contrasta con el libro que me estoy leyendo ahora mismo: Por favor, mátame (historia oral del punk), que es el testimonio más salvaje y desmitificador sobre ese periodo de la música que he tenido el placer de leer jamás. 

Repito, no sé mucho de música, pero con lo poco que sé hasta yo me doy cuenta de que las revoluciones musicales son cada día más descafeinadas, si es que aún las hay, lo cual dudo bastante. 

 El otro día en una lista de MTV decían que la más salvaje de la historia de la música era Pink. 

Esto...

Mmmmmm...

...

¡¿En serio?!

Cualquiera de los del libro que estoy leyendo era más salvaje en un solo día que Pink en toda su carrera. Iggy Pop desayunando era más salvaje que Pink. Nico tejiendo un jersey era más salvaje que Pink. Lou Reed intentando ligar era más salvaje que Pink. Y se me ocurren cien ejemplos más de lo que he leído en las últimas 36 horas, y eso que aún no he llegado ni a la mitad del libro. 


Buenos y musicales días a todos.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Happy returns

El viernes tuve un reencuentro masivo con mis mejores amigos, y caray... pocas veces me he sentido como en ese momento. Allí estaba yo, de pie, apoyada en una pared en la calle a las 12 y pico de la noche, agotada, y rodeándome en semicírculo algunas de las personas a las que más quiero en el mundo. A algunos hacía meses que no los veía, a otros años, y de repente ahí estaban, todos juntos, todos dándome abrazos, preguntándome cómo estaba. En aquel momento tenía tal subidón de amor y cansancio que parecía que estaba en un sueño, supongo que porque en el fondo hacía mucho que soñaba con estar con ellos de nuevo.

Afortunadamente con los amigos de verdad no pasa el tiempo. Da igual que sean dos días, dos meses o dos años, todo sigue igual si hay conexión. Hay mucha gente genial a mi alrededor, y ya no sólo me refiero a físicamente, sino a las personas con las que he ido haciendo amistad, vivan cerca o lejos, y hoy habéis estado conmigo, aunque sea a través del teléfono, del ordenador o la loca de la pandereta que me despertó a timbrazos diciéndome que era de Telepizza para darme una sorpresa, así que os lo agradezco una vez más porque, por algún absurdo motivo que se me escapa, este año mi cumpleaños me hacía especial ilusión. Necesitaba cosas bonitas, y las he tenido. 


Ahora me voy a seguir trabajando con la sonrisa que me han dado vuestras felicitaciones, los reencuentros y los recuerdos.


 ¡Feliz lunes a todos!


viernes, 14 de septiembre de 2012

Especial, sí

¡¡¡Hoy es tu cumpleeeeeeeeeeee!!! Para mi gran amiga de la infancia, la chica más dulce, mi compañera de clase, la que me pasó la varicela, la que siempre me hacía esperar cuando iba a buscarla a casa. 

La recuerdo pequeñita con su coleta y su chándal rosa y lila, jugando a las casitas, la que hacía cumpleaños en casa con patatas fritas, gusanitos y medias lunas. 

La recuerdo siendo mi compañera de pupitre, a la que contaba mis secretos, la que siempre sacaba buenas notas, la de los bolis de colores y letra bonita, la chica guapa que cada día está más guapa si cabe. 

La recuerdo encerrada en la biblioteca esperando una de mis visitas para tomar el café con ella, o llegando del gimnasio con su bolsa y una sonrisa, o cuando Tambo le llamaba Paris y ella se hacía la ofendida y le daba manotazos.

Tengo tantos recuerdos tuyos en la cabeza, que es imposible que me olvide de tu cumpleaños. Por eso y porque ya sabes lo mucho que te quiero.


¡¡Feliz día, pequeñaja!!

miércoles, 12 de septiembre de 2012

8º Concurso de Tapas de Lugo

Ya os había dicho que me gustaba el mes de septiembre, y aquí va otra razón por la que me gusta: El Concurso de Tapas de Lugo. 

En líneas generales soy una amante declarada del concepto tapa: bajar a tomar unas tapas, me voy a pedir una tapa, hoy cenamos de tapas, tomamos una tapa antes de comer, tapa de tortilla, tapa de ensaladilla, tapa de churrasco, tapa de callos... ays, me encanta todo eso. Si quisiera explicar de donde viene mi amor por las tapas, supongo que hay dos motivos fundamentales: que yo como poco y que me gusta la variedad. Eso sí, hay dos variantes dentro de ese amor: la que viene de haberme criado en una ciudad sin tradición de tapas gratis y el posterior descubrimiento de una ciudad con tradición de tapas gratis.

En la ciudad sin tradición de tapas gratis empecé a recurrir a las tapas en la universidad, ya que disponía de poco tiempo y menos dinero todavía. De ahí pasé a pincho de media mañana/comer/merendar/cenar de tapas cuando quedaba para ir a tomar algo. Mis amigos Yorch y Sugus también son amantes declarados de las tapas y se sabían las mejores tapas de los mejores sitios a los mejores precios, de ahí que se convirtiera en una especie de tradición tácita lo de quedar algún día que otro por semana para ir a comerlas. 

Poco después empecé a visitar Lugo, que es el acabose del amante de las tapas. Al principio alucinaba por colores y hasta me daba un poco de vergüenza: que si tapa fría, tapa de cocina, tapas en la barra... y todo gratis, mientras yo pensaba "Caray, pero si solo me he pedido un agua". Me daba reparo, sí, lo admito, pero no duró mucho. Ya se sabe que el ser humano se acostumbra a las cosas buenas con una facilidad increíble, así que a día de hoy lo disfruto a nivel lugués, lo cual significa que cuando voy a un sitio y no me ponen tapa, me falta algo.

Hace cuatro años me hablaron del Concurso de Tapas de Lugo, y decidimos probar a ver qué tal. Me dieron mi papelillo para poner los cuños e íbamos de local en local comiendo, votando, comentando y haciendo fotos, y lo cierto es que lo pasamos bien, aunque esa primera vez no consiguiéramos ir a demasiados sitios. Al año siguiente nos organizamos mejor y conseguimos ir a unos 15 locales en un fin de semana. Así, se ha ido convirtiendo en una tradición para nosotros (pese a que PdB ya no puede acompañarnos y echamos de menos sus críticas) aunque solo podamos ir a probar una o dos tapas siempre nos animamos a ir a algún local participante, especialmente a los favoritos, que son aquellos locales que todos los años han puesto una tapa que nos ha gustado. Eso sí, este año entre la crisis y la subida del IVA me ha dado la impresión de que los precios están un poquito más altos que otros años, aunque también he pensado que Lugo me ha regalado tantas tapas que aunque una vez al año tenga que pagar un poco tampoco pasa nada, creo que se lo debo. 

Y además, lo bien que me lo paso no tiene precio.

El Concurso de Tapas de Lugo tendrá lugar del 14 al 30 de septiembre de 2012. Para ver los participantes y las tapas podéis pinchar AQUÍ.


Feliz se me hace la boca agua a todos.

martes, 11 de septiembre de 2012

Mi nokia


Esta mañana, mientras buscaba unos archivos, he encontrado las fotos de mi antepenúltimo móvil, y ha sido como un viaje por el 
pasado. No me puedo creer que estén allí metidos tantos recuerdos... y es que aunque a veces parezcan ser fotos sin sentido, recuerdo perfectamente el momento en el que las hice y el por qué. 






















 También encontré esta canción entre los archivos del móvil que ya no recordaba que me encanta:



Feliz día de recuerdos a todos.



domingo, 9 de septiembre de 2012

Septiembre

Después de muchos ajetreos por los que no pude renovar antes, hoy reaparezco. 

Lo cierto es que hoy me he levantado de buen humor. Tengo cama nueva así que por primera vez en varios días he dormido de un tirón, y eso sienta muy bien. Además también tenemos mesas nuevas, cojines nuevos, hemos estado haciendo limpieza y la casa está reluciente, ayer pasé un día de lo más entretenido... En fin, todo motivos para estar alegre. Y qué decir de septiembre, que es un mes que siempre me ha gustado. La mayoría de gente que conozco ha nacido entre mediados de agosto y mediados de septiembre, y es un no parar de felicitaciones, invitaciones, mensajes y demás cosas relacionadas con los cumpleaños. El otro día hicimos una mini-fiesta para un amigo, y me encantó, sobre todo porque era fiesta sorpresa y estar tramando durante una semana es de lo más divertido: !¿Y cómo hacemos?", "¿Cómo conseguimos que venga?",  "¡¡Oh, no, que dice que no viene!!", "Pues hay que pensar algo para convencerlo"... A mí disimular se me da fatal porque me entra la risa tonta y empiezo con las excusas pobres, así que ese día desaparecí del mapa hasta la hora de la fiesta para no tener que hablar con él, por si metía la pata. Además todo lo que se organizó era para alguien que se lo merecía muy mucho, ya que en los últimos meses me ha estado haciendo favores a cascoporro, siempre con una sonrisa, además de haberse convertido en un estupendo compañero de juegos.

La fiesta, por cierto, fue temática. A riesgo de ser pesaditos, lo diré, sí, fue una fiesta temática de gatos. Es lo que pasa cuando juntas a varios locos de los gatos, es inevitable. La tarta la hizo S., así como los platos y los vasos, que tenían bigotes y orejas de gato. 



Como estaba un poco malita no pude probarla, pero dicen que estaba muy rica. Y desde luego que era preciosa. 

Volviendo al tema de septiembre, me gusta también ir mirando ya la ropa de otoño, que las hojas empiecen a caer, los colores ocres de los próximos meses... Sólo hay una cosa que me dé pena: que se vaya el calor y que los días sean más cortos. Por lo demás, el otoño es una buena época del año. Recupero la manta, las chaquetas de lana, mis 27 capas de ropa como si fuera una cebolla y supongo que como todos los años pensaré en comprarme unas katiuskas (¿no es un nombre genial?).

Este año había echando el ojo a unas que ví en Kling. Son éstas. Me hace mucha gracia que sean transparentes, porque así puedes variarlas solamente cambiando de calcetines. 

Ahora os tengo que dejar porque me voy a aprovechar mi buen humor y disfrutar de una tranquila tarde de domingo. 


¡Feliz lo que queráis a todos!